C��mo llegar a Corferias

Centro Urbano

 

 

Las historias de vida de los residentes y comerciantes del barrio Urbanización Centro Urbano están llenas de anécdotas y recuerdos de los inicios de un barrio  que  se ha transformado y que busca proyectarse hacia el  futuro como un desarrollo urbanístico articulado a los grandes cambios de la ciudad….   

 

 

 

 

EL CENTRO URBANO, UN TRIÁNGULO LLENO DE HISTORIA

 

La Urbanización Centro Urbano es uno de los barrios más pequeños de toda la ciudad, pero su ubicación estratégica entre  la Avenida Las Américas y la Avenida La Esperanza y en una de las áreas con mejores proyecciones de desarrollo futuro de Bogotá, lo han convertido en un sitio muy atractivo que algunos han apodado recientemente el pequeño “triángulo de oro de Teusaquillo”.

 

El barrio ubicado al lado de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) es confundido frecuentemente con el Centro Urbano Antonio Nariño (CUAN) que está justo al frente y por ello algunos vecinos comentan jocosamente que esto les ha generado ciertos problemas de identidad.

 

Los predios del barrio inicialmente hacían parte de la gran Hacienda “Cama Vieja” y por ello al igual que muchos de los barrios vecinos, cuando se hicieron las primeras casas, el sector estaba rodeado de inmensos potreros en los que los niños corrían libremente y se divertían.

 

“Todos los vecinos éramos como una gran familia, los niños jugaban a las escondidas y la golosa y salían a las zonas verdes a estrenar los regalos que recibían en Navidad. La vida era muy apacible y tranquila. En las noches, cruzábamos la calle para ir al cine en el Teatro Cádiz que queda en el CUAN y allí nos encontrábamos con toda la comunidad”, recuerda Marlene del Castillo.

 

El único peligro que preocupaba a los padres era la cercanía del ferrocarril, pues el tren pasaba justo en frente del barrio y había un alto riesgo de accidentalidad.

 

“En aquel entonces, por allí pasaba el tren que hacía la ruta de Cali a la Costa y se presentaron varios accidentes. Algunos decían que así como en esa época era famoso que la gente se suicidara lanzándose al Salto del Tequendama, otros se lanzaban a la carrilera del tren. Unos vecinos presenciaron la historia de un señor mayor que cuando pasó el tren saltó a la carrilera y murió inmediatamente”, recuerda Marina Rodríguez.

 

 

 

 “Como yo vivía pendiente de evitar un nuevo accidente, un día vi a mi hermanito parado sobre la carrilera y se quedó como paralizado del susto cuando vio que venía el tren, afortunadamente yo lo alcancé a empujar para evitar que lo atropellara”, cuenta Melba Ramírez.

 

El barrio es una mezcla residencial y comercial y uno de los negocios más tradicionales del Centro Urbano lo abrió Agapito Fuentes, que hoy tiene una cigarrería y una miscelánea. En el barrio conoció a su esposa y madre de sus dos hijas, quienes actualmente le colaboran con la atención del negocio.

 

La transformación del Centro Urbano

 

Los vecinos del Centro Urbano hace un par de años empezaron a escuchar que la zona se transformaría debido al proyecto público-privado de INNOBO, que está orientado a la consolidación de un cluster de turismo corporativo, que tendrá un impacto importante a nivel urbanístico, económico, social y ambiental.

 

Las inquietudes sobre el proyecto y los cambios que representaría para el barrio, los llevaron a investigar cuáles son los pasos que deben seguir para que el barrio se organice de la mejor manera posible, con el propósito de lograr que las futuras transformaciones generen beneficios para los actuales residentes y propietarios de negocios de la zona.

 

“Nos constituimos hace muy poco tiempo como Junta de Acción Comunal y hemos venido trabajando muy juiciosamente en todos los temas. En particular, frente al desarrollo urbano del barrio hemos estudiado el Plan de Ordenamiento Territorial, que determina que estamos ubicados en el área denominada como el Anillo de Innovación de la ciudad, lo cual representa grandes oportunidades de desarrollo para todos”, señala el Presidente de la Junta de Acción Comunal, Gabriel Díaz.

 

En el marco de estas reuniones han surgido propuestas sobre  las proyecciones futuras para el desarrollo del barrio. “Queremos que el Centro Urbano se proyecte como una zona con desarrollos de viviendas multifamiliares, mezclados con usos comerciales con un gran boulevard que incluya actividades artísticas y culturales que revitalicen la zona. La idea es proyectar un desarrollo arquitectónico articulado a lo que será el Ágora, que es como se ha denominado el proyecto del Centro Internacional y Cultural de Convenciones de Bogotá, liderado por la Cámara de Comercio de Bogotá  y Corferias”, señala Moisés Flórez, quien es uno de los activos líderes de la comunidad. 

(Publicado junio de 2012)